jueves, 4 de mayo de 2017

870 : Vikingos : el Gran Ejercito Pagano ( 2ª parte )






Viene de aquí:


  En el año 870 vikingos daneses volvian a intentar la invasión de Wessex, y lograban tomar la ciudad de Reading, que usaron como base y lugar de concentración de tropas hasta el año 871.


  Pero la incursión danesa en Wessex fue duramente combatida por el rey Aetelred y su hermano Alfredo.8 o 9 combates se disputaron en tierras de  Wessex, aunque ninguno de ellos fue decisivo, sufriendo ambos bandos fuertes pérdidas.


  En abril de 871 moria el rey Aetelred , y llegaba al trono de Wessex el rey Alfredo, uno de  los pocos reyes británicos que ha merecido el apelativo de “el grande”.


  El biógrafo del rey Alfredo, el obispo Asser, describe la renuencia del nuevo rey a aceptar el trono de Wessex, ya que sentía que no podría ser capaz de derrotar definitivamente  a los daneses  si no contaba con el apoyo de Dios.


  Prácticamente los mismos días en los que Alfredo se sentaba en el trono de Wessex, una nueva flota de refuerzo  para los daneses remontaba el rio Támesis hasta Reading. Al mando se encontraban Gutrum,Anund y Oscetel.


  Tras sufrir dos derrotas en un muy corto espacio de tiempo, el rey Alfredo se comprometió a pagar un fuerte tributo a los daneses, con la condición que salieran de Wessex. Los vikingos así lo hicieron, y salieron de Reading en el otoño. Pero era una nueva treta vikinga, ya que apenas se retiraron 50 kilómetros y en la dirección que deseaban, hacia el este,hacia Lundenwick (este del actual  Londres,aprox.), que ocupaban con facilidad a finales del año 871.


  El rey Alfredo lo vio todo perdido, pero se vio favorecido por la suerte, ya que los daneses no marcharon de  nuevo hacia Wessex, ya que tuvieron que volver a York a liquidar una rebelión protagonizada por uno de sus monarcas marionetas, Ecqberto rey de Northumbria, a principios del año 872.


  Los daneses tomaron York,terminaron con la vida del rey y la mayoría de los nobles y marcharon para invadir Mercia.Pasaron el invierno del año 832 en Torksey, a las orillas del rio Trent, donde dejaron múltiples muestras de su estancia, incluyendo gran cantidad de dirnhems, monedas de origen árabe que prueban la conexión mercantil entre los vikingos de las islas britanicas con  las tierras del este del Mediterráneo en aquellos años.

 Una muestra de los objetos encontrados en Torksey.


  Los vikingos aprovecharon su estancia invernal  para construir una potente flota, con la que a la siguiente primavera remontaron el rio Trent y capturaron la ciudad de Repton,importante centro comercial del reino de Mercia.Alli construyeron una rampa para trasladar los barcos a tierra firme cuando llegara el invierno, una tradicional costumbre vikinga. Para proteger los barcos y la rampa, construyeron una fuerte muralla que incluía una antigua iglesia como bastión.

 Reproduccion de  Repton tras la conquista vikinga .


  Cerca de la muralla se encontró recientemente un enterramiento en masa que constaba  de 250 esqueletos, de los que el 80% correspondíanindividuos de entre 15 y 45 años, colocados alrededor de un solo individuo (seguramente un rey o un noble de importancia) Datados los cadáveres entre los años 873-874 gracias a unas monedas encontradas en la tumba, ninguno de los 250 esqueletos muestra heridas, y se especula que fueran victimas de alguna epidemia.

 Enterramiento en Repton.


  La perdida de Repton causó un gran perjuicio economico al reino de Mercia, que perdía así gran parte de los ingresos por impuestos del comercio. Debido a la falta de monedas, el rey Burgredo de Mercia fue incapaz de levantar un nuevo ejercito con el que resistir a los daneses, y prefirió marchar al exilio a Roma,donde moriría en el año 874.

  ( Seguramente el papa Juan VIII no se alegró en  demasía de ver al rey Burgredo en Roma , ya que apenas unos meses antes había escrito una dura misiva al rey de Mercia responsabilizándole  de los problemas de su reino por su tendencia a la fornicación indiscriminada y su querencia por la ingesta masiva de licores de alta graduación alcohólica.)


  Como habían hecho anteriormente en Nortumbria y Anglia oriental, los vikingos colocaron en el trono de Mercia a un nuevo rey títere llamado Ceolwulfo, un noble al que la crónica anglosajona tilda de "necio", que tuvo que entregar a buena parte de su familia como rehén de los vikingos para asegurar su lealtad.

   A finales del año 874, los vikingos daneses habían tomado 3 de los 4 reinos anteriormente pertenecientes a los anglo-sajones: Mercia, Northumbria y Anglia oriental. Solo Wessex permanecía fuera de la influencia vikinga.


  Buena parte de los lideres vikingos deseaban dejar de guerrear y pasar a disfrutar  del fruto de la victoria,y a finales del año 874,otro líder vikingo,Halfdan,retiró al ejercito vikingo de la frontera con Wessex y volvió a York, para consolidar los territorios conquistados.


  En el año 875, Halfdan decidió dividir Northumbria en dos partes; Bernicia, al norte, con capital en Banburgh, y Deira, al sur, con capital en York.




  A principios del año 876, los vikingos daneses volvían a intentar la invasión de Wessex, esta vez de nuevo bajo mando de Guthrum, Oscetel y Anund, que tomaron totalmente por sorpresa al ejercito del rey Alfredo,instalando su campamento de invierno en Wareham, condado de Dorset,un lugar fácilmente defendible ya que estaba colocado entre dos ríos.


  Las tropas del rey Alfredo pusieron sitio al campamento vikingo, sin éxito, y a mediados del año 876 se firmó un acuerdo de paz,seguramnte gracias al pago de un tributo a los daneses para que abandonaran Wessex.


  Se intercambiaron rehenes como demostración de buena fe por ambas partes, pero una de ellas no tenia ninguna intencion de cumplir lo pactado. Los vikingos de nuevo habían usado el tratado de paz para dar al rey Alfredo una falsa sensación de seguridad.Asesinaron a los rehenes anglosajones en su poder, abandonaron a sus rehenes en manos del rey Alfredo, saquearon la zona rápidamente y huyeron hacia Exeter, en el condado de Devon, medio ejército por tierra, el otro medio a bordo de más de 200 barcos.


  Las tropas del rey Alfredo llegaron ante las murallas de Exeter, y allí se encontraban asediando la ciudad cuando llegaron noticias de lo que había ocurrido a la flota vikinga; habían sufrido una fuerte tormenta y más de 120 barcos se habian hundido.


  Aquel desastre cambió por completo el equilibrio militar entre los vikingos daneses y los anglosajones del rey Alfredo. Tras un par de meses de asedio, los daneses de Exeter se rindieron al rey Alfredo, que esta vez no tuvo que pagar ningún tributo para que los vikingos abandonaran su reino : en agosto de  877 se retiraban a  Gloucester, en el sur de Mercia.


  Sabedores de su momentánea inferioridad militar, los daneses pasaron a construir asentamientos alrededor de Derby, Leicester, Stamford, etc. Con el tiempo, los nobles vikingos sustituyeron a  la nobleza de Mercia, y decidieron destruir la mayoría de los monasterios de la zona, para así quedarse con las tierras adyacentes.


  Oscetel y Anund decidieron convertirse en terratenientes, con derechos absolutos sobre las vidas y haciendas de sus siervos, mientras Guthrum seguía manteniendo sus ojos sobre Wessex.


  En la edad media, las campañas militares llegaban a su fin  cuando llegaban los meses de invierno. Los caminos se volvían intransitables debido al barro y la nieve, no había alimentos para los caballos, las noches eran más largas y frias y las aguas del mar se alborotaban. En eso, vikingos y anglosajones eran iguales, ambos pasaban el invierno en sus campamentos,como una especie de tregua aceptada por ambos bandos.


  Pero, mientras a mediados de diciembre del  año 878 el rey Alfredo se dirigía a Chippenham para pasar allí las fiestas de Navidad,Guthrum se preparaba para atacar por sorpresa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario